06 de setembre 2007

Apreciar lo q no tiene precio


Sacarnos la carrera, irnos de casa, comprarnos un coche, una moto, una bici, pagarnos las vacaciones... Después de las vacaciones todos nos marcamos objetivos y nos prometemos cosas a nosotros mismos.
Pero curiosamente todo lo q nos proponemos son cosas materiales. Curioso. Vivimos en una sociedad en la q a duras penas nos paramos a reflexionar; nos levantamos e intentamos hacer el máximo de cosas sin dejar un pequeño espacio de nuestro "preciado" tiempo para dedicarnos a pensar. Tal vez deberíamos proponernos metas q vayan más allá de lo material. Pensar en como mejorar nosotros mismos, en como ayudar a terceras personas, en luchar por mejorar nuestro entorno, en hacer algo por los demás... Si me paro a pensar me llena mucho más una sonrisa de mi novia, poner mi grano de arena para q mis padres no discutan, o bromear con mis compañeros de trabajo q cualquier tontería q me pueda comprar. No hay q olvidar q lo material tb es importante e incluso llena pero creo q tampoco hay q dejar de lado lo espiritual. Por decir algo. Foto: Su sonrisa no tiene precio.

2 comentaris:

Gina ha dit...

Tens raó cosinet..
hi ha somriures que dónen vida; segur que si no li veiéssis el dolç rostre que té amb un somriure, tu també perdries el teu. Te lo dice la prima con experiencia de eso, eh?

A mi m'encanta que veure'us així!

Una abraçada per tots dos!

Yanira ha dit...

Te estuve leyendo un rato...y ya sabia que eras un gran MAN!...te echamos de menos por Santiago!

Tu brothers de la biblioteca AECI de Antigua, y ojo de augua en Ometepe...y tb de pintxos por Bilbo

Te queremos

@JPuigdengolas Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger